Beneficios de Biomagnetismo

El biomagnetismo médico es un sistema terapéutico en el que se utilizan imanes para combatir parásitos, bacterias, hongos, virus y otros gérmenes que son la causa de diversas enfermedades.

Los imanes se aplican en diversas zonas del cuerpo, como si se tratara de un rastreo o escaneo. Una vez reconocidos los órganos y tejidos que sufren una distorsión, el terapeuta aplica un conjunto de imanes en esos puntos durante 10 a 15 minutos a cada persona.

El biomagnetismo médico corrige la alteración iónica y recupera el equilibrio perdido del cuerpo. Entre sus beneficios, destacan

1. Es compatible con cualquier otra forma de terapia alternativa y también puede utilizarse simultáneamente con tratamientos alopáticos tradicionales.

2. Este sistema pretende detectar las distorsiones del pH del organismo para saber las patologías. El pH del organismo está diseñado para gravitar en un sistema casi neutro y los campos magnéticos de mediana intensidad permiten detectar dónde se está distorsionando el pH.

3. Teóricamente el biomagnetismo ejerce un efecto de corrección sobre todas las distorsiones energéticas que se alberguen en un organismo enfermo, cualquiera que sea su origen.

4. En la práctica, esta terapia demuestra que aplicando imanes de determinada fuerza y polaridad en puntos específicos del cuerpo, se consigue exterminar en tiempo breve, virus, bacterias, hongos o parásitos, que son causa de la mayoría de las enfermedades graves del hombre.

5. Ante el hecho de que ningún enfermo es igual a otro, el éxito de la terapia biomagnética depende de diferentes factores, tales como: la edad, estado nutricional, carga tóxica, tiempo de evolución de la enfermedad, remedios recibidos previamente, lesiones que ya están instauradas en su cuerpo, entre otras.

6. Como energetizante, este tipo de terapia descubrió que el polo positivo (+) activa, impulsa y fortalece los procesos biológicos del organismo, es dinamizador, vitalizante y proporciona energía. Por lo tanto, está especialmente indicado en casos de debilidades y desgarros musculares, fracturas de huesos y ligamentos, esguinces, rehabilitación, cicatrización de heridas, entre otros.

7. El polo negativo (-) del imán es analgésico, antinflamatorio, relajante y detiene los procesos nocivos para el organismo y, está principalmente indicado para calmar o suprimir el dolor.

8. Desde la primera o segunda sesión el enfermo ya comienza a notar cambios positivos en su salud. En promedio para casos crónicos pueden requerirse 4 o 5 tratamientos, pero el número real lo determinará el mismo paciente y sus patologías.

Los beneficios de este tipo de terapias son cada vez menos discutidos y poco a poco se han ido complementando con tratamientos tradicionales para combatir enfermedades tan complicadas como el cáncer.

Reto 21 Días sin Quejas

Gustavo
22/03/2017

Hoy es el inicio de la primavera, y con él hay un cambio no solo en el clima y el paisaje, no solo florean las plantas, se siente también en el ambiente un clima de renovación, de calidez y alegría- Para algunas personas es un cambio de conciencia, o un cambio en las condiciones del universo, o un cambio de algún tipo. Particularmente, yo creo que este cambio de estación, significa también el nacimiento de algo nuevo y, sin duda es para todos los habitantes de este planeta, el primer día del resto de nuestra vida, y como lo que hacemos de nuestra vida es responsabilidad exclusiva de cada individuo, yo les propongo que iniciemos hoy un cambio positivo para tener una vida más sana, más equilibrada, más positiva, más feliz… más plena.

Hace tiempo llego a mis manos esta propuesta de cambio, basada en un movimiento, que a la fecha está presente en más de 102 países, que en julio de 2006 inició el pastor Will Bowen y que ha logrado transformar muchas vidas, y hoy yo hago propia esta propuesta para que logremos un cambio interno que seguramente, al irse sumando, se reflejará en un cambio en la familia, en la comunidad, en la ciudad, en el país y en el mundo. Los grandes cambios inician desde dentro y comienzan con un solo pequeño paso.

Te invito a que intentes este reto y que compartas con nosotros tus experiencias y tus logros

 “Quejarnos se ha convertido en una epidemia. ¿Has notado como cuando nos quejamos del clima, de la seguridad, de nuestro cuerpo, de la gripa que tenemos, de que el dinero ya no alcanza y demás, lo único que conseguimos es sentirnos peor? Y si al menos sirviera para solucionar algo… Pero, todo lo contrario. Significa enfocar nuestra atención y energía en las cosas que NO queremos en lugar de las que SÍ queremos”
Gaby Vargas

 

“EL RETO DE LOS 21 DÍAS, UN MUNDO SIN QUEJAS

Si no puedes cambiarlo, entonces cambia tu actitud. ¡Pero no te quejes!
Agradece (te) lo que tienes en lugar de lamentar (te) lo que no tienes.

AGRADECIMIENTO VS LAMENTACIÓN 

Se trata de una propuesta novedosa para cambiar nuestro chip vital, y distinta a los típicos planteamientos de autoayuda. Una propuesta innovadora para hacer frente a la vida con una actitud totalmente positiva.

El Dr. Viktor. E. Frankl, creador de la logoterapia, decía que “uno es responsable de lo que hace, de lo que sufre y de lo que ama”. De ahí que la propuesta de Will Bowen era muy simple: los participantes debían colocarse una pulsera morada con la leyenda “un mundo sin quejas” y resistir 21 días sin lamentarse por nada ni una sola vez; así sea “me duele la cabeza” o “nada me está saliendo bien”. Si durante ese periodo los participantes emitían algún lamento, debían cambiarse la pulsera de muñeca y volver a empezar. Los resultados fueron sorprendentes: la mayoría de los participantes logró superar este reto pero les tomó un mínimo de 5 meses, un tiempo que evidencia la terrible presencia de la cultura de la queja tan presente en nuestras vidas. La idea de Bowen, plasmada en su libro (editado por Grijalvo en México), se propagó rápidamente por todo el mundo.

Esta es la historia de la gestación de una idea existencial muy simple, que ayudará a quien acepte el reto a tomar las riendas de su vida.

UN RETO QUE CAMBIARÁ TU VIDA Y LA DE TUS SEMEJANTES

Ahora te estoy proponiendo yo a ti asumir este reto de 21 días sin quejas, sin lamentos, sin críticas y sin chismes… si lo logras, habrás hecho de tu vida un paraíso en la tierra, como dice don Miguel Ruiz en sus “Cuatro acuerdos”. Tendrás mejor ánimo, menos dolores, relaciones más favorables, mayor autoestima, etc. Serás una persona más feliz, más congruente y armoniosa.

¿Crees que puedes aceptar el reto? Seis millones de personas ya lo han logrado desde 2006 cuando Will Bowen lanzó esta campaña en EEUU. Cada día se suman más personas para lograr un mundo mejor. México ya tiene una organización para apoyar “un mundo sin quejas”.

Muchas personas decían que no se quejaban demasiado, pero con el ejercicio se dieron cuenta que lo hacían unas 20 veces en promedio al día.

LA PANDEMIA DE QUEJARSE

Quejarnos se ha convertido en una Pandemia ¿Has notado que siempre hay algo de qué quejarse? El clima, el tránsito, la inseguridad en las calles, las mentiras de los políticos, la salud, el dinero que no alcanza etc. Lo único que ganamos con la queja es sentirnos peor.

“Cuando criticamos, nos quejamos o juzgamos, estamos emitiendo una energía discordante. Esta energía, de acuerdo a la Ley de Atracción, será devuelta a nosotros, pero multiplicada. Esto alimenta aquello de lo que nos quejamos y lo hacemos más grande”

Ejemplo: si dices: “estoy mal, estoy mal, estoy mal”, atraerás justamente lo que pediste: estar mal.

Con la queja te conectas con campos de baja energía que te debilitan, te hacen vulnerable a enfermedades, conflictos sociales y carencias. Por el contrario, si hablas de gratitud te conectas a campos de alta energía, en los niveles donde se desarrolla el poder personal.

Mi propuesta es simple: abandonas la queja y te llenas de gratitud…
OBSERVAR LAS QUEJAS

Así que mantén una observación especial de tus pensamientos y palabras y cada vez que te descubras quejándote, expresa un agradecimiento a la vida, al trabajo, a la salud… o a cualquier cosa que puedas agradecer de corazón… siempre tendrás algo para agradecer. Cada vez que emitas una queja tendrás que volver a empezar la cuenta de los 21 días desde cero.

Si pienso una queja o crítica pero no la digo, ¿También cuenta? Por suerte no. Sólo las palabras que salen de tu boca son las que cuentan en esta primera etapa del ejercicio.

Quienes lo han logrado reconocen que no es para nada fácil, pero después de las tres semanas, o más, que tardes en lograr la meta, dejarás inclusive de criticar con la mente.

¡Adelante!… acepta el reto… demuéstrate que puedes, y vive la responsabilidad de la gratitud como una experiencia que se “siente”… y asciende a un mayor nivel de conciencia y despertar, donde el panorama de la vida será más amplio y amable contigo.

No hace falta que te pongas una pulsera morada como la que propone Bowen. Utiliza tu reloj, o una liga, o un brazalete o una moneda, o una piedrita en el bolsillo o algún objeto pequeño y sencillo de tu elección que puedas portar contigo durante el día, y que, con su presencia, te esté recordando tu compromiso personal de no quejarte. Será una especie de “testigo silencioso” que te observará y recordará constantemente. Y será de gran utilidad para “aprender a darnos cuenta” de todas las veces que nos quejamos. No hay que darle fuerza a la queja, simplemente cambias la pulsera de brazo o la piedra de bolsillo y ya está. Lo importante es darnos cuenta, no culparnos. Y a comenzar de nuevo hasta llegar a los 21 días.

Rompamos como mexicanos esas “ideas lastre” tales como: “valle de lágrimas”, “para sufrir venimos a este mundo”, “unos nacen con estrella y nosotros estrellados” y perdamos el miedo a la libertad de ser responsables de lo que hagamos, de lo que suframos y de lo que amemos.

¿Por qué 21 días? Los científicos y los expertos en conducta humana dicen que toma 21 días crear un hábito. Nos tomará 21 días dejar el hábito de la queja y formar el nuevo hábito de ser responsables de nuestra gratitud”

Si requieres terapia, apoyo emocional o simplemente comentar, sugerir y ¿por qué no? quejarte ponte en contacto conmigo Gustavo@BalanceSaludyBienestar.com. No olvides compartir, darle like y dejarnos tus comentarios y experiencias del reto.

Los 5 Lenguajes del Amor

Gustavo
14/12/2016

En la mayoría de los conflictos de pareja que llegan a mi consultorio, existe el problema de no sentirse amado/apreciado por el otro miembro de la pareja, y generalmente, ambos sienten lo mismo, aunque, paradójicamente, en la mayoría de los casos, ambos sienten que dan más de lo que reciben. Lo que he encontrado, es que este problema tiene que ver con la forma en que percibimos las cosas, y más específicamente en estos casos, en la forma en que expresamos el amor.

Según el terapeuta de parejas Gary Chapman, existen 5 lenguajes del amor, y que todos tenemos al menos un código o “lenguaje” primario preferente para entender cuando una persona nos ama y para expresar nuestro amor para una persona.. Su clasificación es la siguiente:

1. Verbal

En este lenguaje, el amor y el cariño se expresa a través de las palabras ya sean expresadas verbalmente o por escrito, de ánimo, apoyo, afecto, apreciación, felicitación, elogios, amabilidad, o humildad hacia el otro.

2. Tiempo de calidad

Compartir tiempo y actividades que sean gratas para ambos; escuchando y siendo escuchados, sin prisas ni distractores. Esto puede ser algo tan simple como un paseo o ir a cenar, o tomar alguna clase, o realizar alguna actividad juntos, sin importar si son solo unas horas, siempre y cuando exista una conexión real durante ese tiempo.

3. Regalos

Pequeños detalles, que no tienen que ser costosos, dados sin razón aparente, que le hacen saber al otro que estuvo presente en nuestro pensamiento.

4. Actos de servicio

Quienes prefieren este lenguaje consideran que “una acción vale más que mil palabras”, así que valoran mucho más lo que su pareja hace por ellos, como hacerse cargo de algo que no le gusta hacer o atender a una petición cuando se la hacen.

5. Contacto físico

Es la forma de comunicación más sencilla y directa. Abrazarse, besarse, acariciarse, tocarse, no tiene que ser necesariamente con una connotación sexual; son formas de transmitir y recibir amor de la pareja.

 

 

Es frecuente la pareja que acude a consulta manifestando no recibir muestras de amor por parte del otro, pero esto puede ser solo que no se está empleando el lenguaje adecuado, el que entiende nuestra pareja. Conocer, identificar y compartir las distintas formas de amar supone una gran ayuda; nos aporta un plus para la comunicación en pareja. Pensemos en los lenguajes del amor como el idioma romántico que habla nuestra pareja. Piensa si tienes una pareja que habla sólo polaco, será necesario que aprendas a hablar un poco de su idioma para comunicarse mejor. Si hay reciprocidad, tu pareja tratará de aprender español. Finalmente lo que se busca es una comunicación clara, en este caso, de lo que sientes hacia el otro y en códigos que sean comprensibles por él o ella.

El aprender a expresar tu amor en el lenguaje preferido de tu pareja ya es en sí un acto de amor, que además ayudará a que su relación mejore y tengan una mejor comunicación. Pero sería mejor aún si ambos puedan conocer y practicar el lenguaje del otro, buscando primordialmente expresar tus sentimientos en el lenguaje primario de tu pareja, no en el tuyo.

Vibremos más Alto

Gustavo
10/11/2016

Tus Relaciones son tu Reflejo

Gustavo
30/10/2016

espejoTodas las personas con quienes te relacionas son tu espejo. Esta es la clave de las relaciones y lo único que realmente necesitas comprender para transformar todas tus relaciones. Te lo repito para que quede bien claro: cada persona en tu vida es tu espejo. Lo que esto quiere decir es que los demás están simplemente reflejando partes de ti, esto te da la oportunidad de verte realmente y, en última instancia, crecer.

Las cualidades que más admiras en otros son tuyas y lo mismo ocurre con lo que no te gusta. Para cambiar algo en tus relaciones, haz en ti el cambio que quieres ver.

Aprende a reconocerte en los otros, solo cuando entiendes lo que esto significa es que te darás cuenta que no caben ni la culpa, ni el juicio, ni el sentirse víctima de las acciones o palabras de los demás. Solo hay cabida para el verdadero amor basado en comprensión y gratitud. El compromiso se da fácil, el perdón es algo dado y el crecimiento es inevitable. Aunque esto aplica a todas tus relaciones, en tu familia, con tus amigos y colegas, e incluso a aquellos que consideres tus “enemigos”, es en tus relaciones de pareja en la que podrás ver aspectos más cercanos, y precisos  de lo que eres.

Cuando lo Único que Parece Cambiar es el Rostro

Es muy común que las relaciones de pareja tiendan a ser similares. Seguramente habrás notado cómo las historias se repiten y lo único que cambia es el rostro y nombre de la pareja. Los mismos problemas, las mismas emociones y las mismas inseguridades que a menudo nos dejan abatidos e incluso reacios a intentarlo de nuevo. Uno se rinde a la creencia de que las relaciones son difíciles y requieren mucho esfuerzo y que los únicos factores que pueden cambiarlo son la suerte, el tiempo o incluso el designio de Dios. No se puede dejar de notar que lo que comienza con mucha ilusión, a menudo termina con gran desilusión.

Lo que tal vez no has notado, sin embargo, es que en todas estas relaciones repetitivas sólo existe un denominador común: . Quien quiera que sea la persona que tienes a tu lado, no importa cuántas veces la hayas o lo hayas cambiado, los fundamentos de tu relación se mantienen sin cambios (aunque con algunas variaciones), porque simplemente te están reflejando. No puede ser de otra manera. Esta revelación te puede frustrar al principio e incluso puedes rechazar la idea de que todo el mundo sea tu espejo. Sin embargo, pronto llegarás a verlo como una gran noticia porque significa que también puedes disfrutar de relacionarte con personas que antes parecían fuera de tu alcance. Para ello, a la única persona que tienes que influenciar es a ti mismo.

Qué es lo que Estás Viendo Realmente en el Espejo

Para digerir la idea de que todo el mundo es tu espejo, primero hay que entenderla. Tus relaciones con los demás son tu oportunidad de experimentarte a ti mismo y crecer. Son un espejo perfecto de tu relación interna contigo mismo y las creencias que has adquirido acerca de la vida y el amor. Todo lo que admiras en otra persona te pertenece y lo mismo pasa con todo lo que te desagrada. Para que puedas reconocer una cierta cualidad en otro, tiene que ser parte de tu conciencia. De otra forma no podrías reconocerlo. A fin de cuentas, la causa esencial de las rupturas y divorcios, es cuando uno o ambos de los miembros de la pareja ya no pueden soportar verse a sí mismos en la otra persona. Para entender mejor cómo todo el mundo es tu espejo, piensa en términos de estas tres categorías: tus creencias, tus ccaracterísticas y tus acciones.

1. Tus Creencias te Están Viendo a los Ojos

Tus creencias sobre las relaciones, sobre los hombres, sobre las mujeres, sobre el amor y la vida en general están todas allí en tus relaciones para que las veas. Todos hemos adquirido ciertas creencias a lo largo de nuestra vida que nos hacen actuar y reaccionar de ciertas maneras habituales que, nos favorecen o no. Esto es más notable en nuestras relaciones, porque a fin de experimentar cualquier cosa o persona primero debemos relacionarnos con ella. Por ejemplo, si crees que los hombres o las mujeres no son de fiar (sin importar que tan confiable seas), o si has estado dispuesta(o) a ser “la otra mujer” o “el otro hombre” en el pasado, entonces, por la ley de la atracción atraerás relaciones en las que la falta de confianza es un problema importante, porque es donde has elegido vibrar. Incluso si tu pareja te está siendo fiel, buscarás razones que demuestren lo contrario y, como se suele decir, siempre encuentras lo que buscas.

¿De Dónde Vienen tus Creencias?

El problema es que no has elegido conscientemente muchas (si es que alguna) de esas creencias que gobiernan tus experiencias y relaciones en el nivel subconsciente. En vez de ello, tus creencias fueron, sin que tu te dieras cuenta, pasadas a ti por la sociedad, los medios de comunicación, tus padres y tus amigos. También existen aquellas creencias que te llegaron como parte integrante de tu cultura y educación, y mientras más estricta es la cultura en el ámbito de las relaciones, son más arraigadas las creencias al respecto. Debido a que tus relaciones se basan en esas creencias, tus experiencias sólo refuerzan esas creencias, creando así una especie de círculo virtuoso o vicioso dependiendo de si tus creencias apoyan una relación sana y equilibrada o no.

2. Reconociendo tu Personalidad

Toda característica que ves en tu pareja, ya sea que te guste o no, es tu espejo – que te está mostrando lo que eres. Cuanto más te disguste una cierta característica, más te está mostrando una parte de tu conciencia que no estás reconociendo. Por ejemplo, si no te gusta la naturaleza celosa de tu pareja, te darás cuenta de que tú también eres celoso(a), tal vez no no celes a él o ella, sino a otros. Si la competitividad de tu pareja te molesta, verás que tú también eres competitivo. Si la negatividad o las inseguridades de tu pareja te afectan, verás que tú también tienes un carácter negativo y las mismas inseguridades. La única razón por la que estas características te molestan, es porque también son tuyas. Mientras no  las reconozcas como propias te seguirán causando frustración, mientras que si las haces tuyas, te darán la oportunidad de crecer.

Cuando te molestan Cualidades Positivas

Curiosamente, es posible que incluso algunas cualidades positivas te resulten molestas. Por ejemplo, si la naturaleza excesivamente amable y generosa de tu pareja te frustra, te está mostrando que tú también quieres ser más amable y generoso, pero te resistes a hacerlo. O si su capacidad para perdonar puede hacerte sentir incómodo. En lugar de sentirte frustrado, velo como una oportunidad de aprender a perdonar. Esto se relaciona con que los opuestos parecen atraerse, como lo explico más adelante en este artículo.

3, Tus Acciones

¿Cómo te tratas a ti mismo y a otros? Cuando tu pareja actúa de una cierta manera que te molesta, te darás cuenta que tú también actúas de la misma manera, probablemente, no hacia él o ella, pero si hacia tí mismo y probablemente otros. Cuanto más una acción particular te causa frustración, más refleja una parte de ti que no estás reconociendo. Si tu pareja te trata con falta de respeto, busca dentro de ti a quién o quienes tratas de manera similar, ya sea un amigo, un familiar o a ti mismo. Si tu pareja te critica, te darás cuenta de que te criticas a ti mismo y muy probablemente a los demás. Si tu pareja es indiferente a tus necesidades, encontrarás que tú también ignoras tus propias necesidades o las de otros. En última instancia, tú enseñas a otros cómo tratarte por cómo tú te tratas.

Probablemente has escuchado que los opuestos se atraen y de hecho esto a menudo parece ser cierto. Entonces, ¿cómo pueden ser que las relaciones sean siempre tu espejo si los opuestos se atraen? La respuesta está en la Ley de Polaridad que establece que “todo es dual, todo tiene dos polos; todo tiene su opuesto; los opuestos son idénticos en naturaleza, pero diferentes en grado”. En otras palabras, características que parecen ser opuestas son de hecho dos extremos de la misma cualidad. Por ejemplo frío y caliente parecen ser opuestos, pero son solo variaciones de lo que llamamos temperatura. Lo mismo se aplica a todas las cualidades y emociones humanas.

Es posible que la característica que se ves en tu pareja parezca ser lo contrario de tu propia cualidad, pero en realidad se trata de la misma cualidad expresado de una manera diferente. Sigue siendo tu espejo. Por ejemplo, el introvertido atrae al extrovertido, el débil atrae al fuerte, el que da atrae al que recibe. Esas parejas aparentemente opuestas se atraen entre sí, de modo que puedan aprender el uno del otro y equilibrar su propia cualidad extrema. Con el fin de atraer a tu opuesto, tu mismo tienes que estar en el otro extremo del espectro, y por lo tanto, no hay equilibrio en lo que se refiere a esa cualidad. En pocas palabras, los opuestos se atraen en busca de equilibrio. Cuando ninguna de tus cualidades se encuentran en alguno de los extremos del espectro, entonces, ya no puedes atraer lo opuesto.

Las Relaciones Abusivas no son una Excepción

Este consejo está dirigido a la sanación y la transformación de tus relaciones. Las relaciones emocionalmente y físicamente abusivas no son una excepción. Su reflejo no es menos preciso que el de cualquier otra relación. En la raíz de las relaciones abusivas suele encontrarse una gran falta de autoestima en la pareja maltratada, que se reitera por su negativa a dejar al abusador. La única manera de elevarse por encima de tales relaciones es a través del poder del amor a si mismo. De hecho, es ese el fundamento del secreto de toda relación sana, siempre comienza con el amor, la aceptación y el respeto a uno mismo, como te raten los demás depende de como te trates.

Recuerda dejar tus comentarios, preguntas y experiencias, y compartir este artículo con quien le pudiera ser útil. Si requieres ayuda para mejorar tu relación contigo y con los demás llámame y juntos podemos explorar las maneras de hacer de tu vida y tu relación todo lo que puedan ser. Recibe un abrazo dondequiera que estés.

Repitiendo Patrones Poco Saludables en las Relaciones

Gustavo
12/10/2016

Cuando somos niños aprendemos formas de relacionarnos – de los padres, hermanos,  o cualquiera que es importante en nuestras vidas.
Y entonces, una y otra vez, reproducimos esos roles. Sin embargo, podemos liberarnos de estos aprendizajes.

padresLas relaciones de pareja son un tema complejo, hoy en día se ha hecho más evidente, los divorcios se ven como algo normal y es raro encontrar parejas que duren, y aún en parejas que han estado juntas mucho tiempo se presentan separaciones. Incluso en segundos y terceros matrimonios el porcentaje de divorcios es superior al 70% lo que nos indica que los problemas no disminuyen con la experiencia. Es común en mi consulta escuchar personas que se quejan de que “todos son iguales” o “¿porqué siempre atraigo al mismo tipo de persona?” y estas experiencias hacen que las personas se vuelvan más frías o desconfiadas por el temor a ser lastimadas nuevamente.

No hay una solución fácil, ni una receta universal que nos garantice relaciones satisfactorias y duraderas, cada caso tiene sus particularidades, sin embargo, si podemos observar errores comunes que cometemos y que, si los corregimos, aumentaremos significativamente las probabilidades de atraer a la persona adecuada, en primer lugar, y en segundo a relacionarnos con ella de una manera más sana y satisfactoria.

Todo comienza con nosotros mismos.

Aunque es común que culpemos a la pareja de los problemas de la relación, generalmente éstos comienzan en nuestra relación con nosotros mismos y las expectativas que ponemos en la otra persona, hemos aprendido, tanto por nuestra educación como por novelas y películas que cuando encontremos a nuestra “media naranja” seremos felices por siempre. Esta aseveración encierra expectativas totalmente fuera de la realidad que, de entrada, ponen dos cargas muy pesadas sobre nuestras probables parejas: la de “acompletarnos” y la de hacernos felices, pues supone por una parte, que no estamos completos y que requerimos que alguien venga a poner lo que nos falta, y por otra que la felicidad nos la tiene que proporcionar alguien externo a nosotros mismos, Creo que ambas están equivocadas. Para mi las relaciones sanas están conformadas por personas plenas, completas y felices que comparten su vida porque así lo desean y no porque lo necesiten, así que para poder cubrir este requisito la relación que se tiene que sanar antes que cualquier otra es la relación con nosotros mismos.

Y es de esa relación, con nuestro niño interior o con nuestras creencias y actitudes, de donde generalmente provienen muchos de los patrones que vemos repetidos en nuestras relaciones, no sólo de pareja, sino también con nuestros jefes, hijos, familiares, compañeros de trabajo, etc., y que nos llevan a sentirnos decepcionados o frustrados porque tendemos a tener los mismos tipos de relaciones problemáticas, abusivas y codependientes que están muy lejos de ser satisfactorias y plenas.

Después de una rompimiento o divorcio es el momento ideal para explorar los patrones que se repiten en nuestras relaciones. La mayoría de nosotros, a menudo sin darnos cuenta, seguimos distintos patrones en nuestras relaciones, patrones que pueden estar arraigados en nuestra personalidad. No es realista, por supuesto, pretender cambiar por completo nuestra personalidad, pero lo que podemos hacer es examinar los viejos patrones, aprender a estar conscientes de cómo están afectando a nuestras relaciones y comenzar a cambiarlos.

Cuando una persona viene a mí por terapia después de una ruptura o divorcio, sobre todo si la relación era conflictiva, una de las tareas es la de explorar la dinámica de no sólo la relación de la que se trate, sino también todas las demás relaciones significativas en la vida de la persona – comenzando con su relación en la niñez con los padres u otros cuidadores primarios. La dinámica de esas relaciones ofrecen pistas de por qué repetimos los mismos comportamientos una y otra vez en nuestras interacciones con los demás.

Estos patrones son en gran parte inconscientes, disparados desde nuestra mente subconsciente. Al igual que respirar y caminar no nos obligan a pensar, muchas de nuestras interacciones y reacciones con otras personas suceden automáticamente. Muchos de los patrones inconscientes de seguridad, confianza e independencia que tenemos en la vida adulta, provienen de nuestra relación con nuestros cuidadores primarios en la infancia.

La idea de la historia que se repite puede ser visto de dos maneras: los patrones que se mantienen constantes a lo largo de nuestras vidas, y un incidente aislado que provoca sentimientos o comportamientos inesperados, aparentemente de la nada.

Tomemos a  “María”, como ejemplo, una cliente que vino a terapia y descubrió que en todas sus relaciones románticas, profesionales, sociales y familiares tendía a poner sus propias necesidades en un segundo plano. En otras palabras, se dedicaba a “complacer a la gente.” Como resultado, sus propias necesidades no eran satisfechas de manera consistente. Sus relaciones románticas no eran sanas y su autoestima era baja. Seguimos este patrón hasta su infancia, cuando sus padres estaban pasando por un divorcio y ella se sentía abandonada. La única forma en que ella sentía que podía ganar la atención y la aprobación de sus padres fue tratando de complacerlos, y de no causar ningún tipo de conflicto Ella trajo este patrón a la edad adulta y finalmente fue capaz de aprender que afirmandose a sí misma de manera saludable no alejaba a las personas. De hecho, logró tener mejores relaciones y un más elevada autoestima.

En el caso de incidentes aislados, consideremos a “José”. Después de que su esposa recibió un ascenso y tuvo que trabajar más horas (haciéndose menos disponible física y emocionalmente) José se encontró actuando de maneras extrañas. Comenzó a distanciarse de su esposa. Se sentaba en silencio y hacia berrinches. Se convirtió en una persona pasiva-agresiva, respondiendo a su esposa con sarcasmo y lanzándole miradas agresivas.

José se sentía desconcertado por su comportamiento. El me dijo: “Nunca había actuado así en mi vida” De hecho, descubrió que había actuado así, cuando estaba en la escuela primaria y su madre volvió a trabajar después de ser madre y ama de casa desde su nacimiento. Era un recuerdo en el que nunca reparó, pero una vez que accedió a él recordó sentirse abandonado. Era demasiado joven para entender sus sentimientos, reaccionó ignorando a su madre, exagerando su descontento, y siendo grosero con ella. Años después el recuerdo de ese momento se activó (sin saberlo) y él respondió a su esposa como si fuera un niño lastimado y confundido. Después de conectar estos puntos, fue capaz de aprender formas más saludables de lidiar con la transición de su esposa.

Entonces, ¿Cómo aplica todo esto para ti? Significa que a pesar de que estos patrones parecen controlar a veces nuestras vidas, pueden ser cambiados. Hay técnicas terapéuticas, como la regresiva, que nos permiten rastrear esos patrones hasta su origen y darles nuevo significado para cambiar nuestra respuesta a ciertos estímulos o situaciones que nos permitan relacionarnos de maneras mas sanas y constructivas con los demás.

Si estás por las secuelas de una ruptura o divorcio y te encuentra preguntándote, ¿por qué sigo atrayendo a este tipo de persona o actuando de esta manera, un buen punto de partida es pensando en la relación que recientemente terminó, responder a estas preguntas.

  • ¿Cuál fue tu papel en la relación?
  • ¿Hubo problemas recurrentes que se repetían una y otra vez?
  • ¿Cómo eran las interacciones típicas con tu pareja, y te sentías cómoda(o) con ellas?
  • ¿Qué papel desempeñaste en la resolución de los conflictos?
  • ¿Cuáles son tus necesidades y estaban siendo satisfechas de forma consistente?
  • ¿Fuiste capaz de satisfacer lass necesidades de tu pareja?
  • ¿Sientes que cualquier sacrificio que hiciste por la relación fué sano y equitativo?
  • ¿Cómo tiendes a comunicarte? ¿Fuiste capaz de hablar abierta, honesta, directamente y sin agresiones?

Después de responder a estas preguntas, examina las otras relaciones importantes en tu vida y observa si algo se destaca como un patrón. Sería sano considerar buscar la ayuda de un terapeuta para solucionar esto, especialmente si te encuentras en relaciones física, emocional o psicológicamente abusivas.

Una vez más, la buena noticia es que es posible concientizarnos de nuestros patrones al relacionarnos y comprometernos con el aprendizaje para alterarlos, y, como consecuencia, liberarnos de la historia que se interponga en el camino de relaciones saludables en nuestra vida.

No olvides dejar tus comentarios y compartir el artículo con quien le pudiera ser útil, y si requieres ayudacon este u otros asuntos, pongo a tu disposición mis servicios con terapias regresivas, emocionales, de pareja, que abarcan todos los aspectos del ser para obtener resultados, rápidos, efectivos y duraderos.

Te mando un abrazo de luz

10 Razones Para Dar Más Abrazos

Gustavo
11/10/2016

imagenes-sobre-el-poder-de-los-abrazosHace ya algunos años publiqué en otro blog varios artículos donde hablaba de los magníficos, casi mágicos y terapéuticos efectos de los abrazos. en este artículo te doy 10 nuevas razones para abrazar tantas veces al día como sea posible.

¿Alguna vez has tenido uno de esos días tan atareados que te dejan sintiéndote físicamente un poco desconectado? Yo si, y rara vez me doy cuenta de esto hasta que alguien se acerca y pone una mano en mi espalda para llamar mi atención, y mi cerebro dice: “Wow … que bien se sintió eso.”

El más mínimo toque humano cuando uno no lo espera, o incluso cuando uno lo espera, puede proporcionar tal alegría y satisfacción. Un abrazo va aún más allá, y muchos de nosotros no cubrimos nuestra cuota mínima diaria de abrazos.

He leído muchos números diferentes, sugeridos por diversos profesionales, y he llegado a la conclusión de que cuanto más abrazos uno recibe diariamente, mejor.

Estas son algunas de las razones para acumular tantos abrazos como sea físicamente posible durante el día:

1. Abrazar induce oxitocina en el cuerpo.

La oxitocina es una hormona poderosa, que no sólo fortalece los lazos con nuestros seres queridos, sino también tiene la capacidad de estimular la solidaridad entre extraños.

2. Los abrazos construyen lazos más fuertes con la gente que ves todos los días.

Los abrazos nutren las relaciones humanas, aumentan la confianza, y siendo sinceros, nos convierten en personas más felices.

3. ¡Abrazar reduce el estrés!

Un buen abrazo disminuye literalmente los niveles de cortisol que se encuentran en el cuerpo. O sea que es un tratamiento contra la ansiedad libre de medicamentos…¡y es gratis!.

4. Abrazar baja la presión arterial.

Coleccionar abrazos es excelente para tu corazón, en más de un sentido.

5. Un abrazo es una buena acción recíproca.

Uno nunca sabe lo que está pasando en la vida de otra persona. Cuando se le da un buen y sincero abrazo, éste tiene el potencial de mejorar por completo su día. ¿No es una muy simple manera de hacer una buena acción? Sólo envuelve tus brazos alrededor mío, y abracémonos.

6. ¡Abrazar se siente increíble!

En serio, el poder del contacto humano es profundo, y nuestros cuerpos están llenos de nervios listos para ser estimulados. La mayoría de nosotros probablemente estamos durante todo el día anhelando contacto humano  y simplemente no nos damos cuenta de ello. Si no ¿Por qué gastamos tanto dinero en masajes? Un buen y largo apretujón tiene la capacidad de no sólo animarnos, sino también se siente maravilloso.

7. Un abrazo puede quitarte el mal humor.

Si te sientes de mal humor y antisocial, sólo intenta dar o que te den un cálido abrazo. Yo casi te puedo garantizar que saldrás del abrazo sintiéndote un poco, si no  es que completamente, mejor.

8. Abrazar reconecta la mente con el cuerpo.

Muchos de nosotros en la sociedad actual hacemos nuestro mejor esfuerzo para vivir conscientemente. Pero cuando el caos se acumula, lo que sucede rápidamente en el lugar de trabajo, cuando estamos al volante, o cuando estamos frente a la computadora, un buen abrazo nos puede reconectar con la idea de una existencia consciente. Un buen abrazo tiene el poder de impulsarnos a mejorar la postura, respirar más profundamente, y a un estado más relajado del ser.

9. Abrazar más nos hace mejores abrazadores

Eso suena tonto, pero lo digo en serio. ¿Has usado el pretexto, “no tengo tiempo para detenerme a dar un abrazo”? Si es así, no esperes cosechar muchos de los beneficios que aquí enlisto. Los que se toman un momento para encarar a otro ser humano y envolver sus brazos alrededor de ellos para un buen y largo abrazo son los que realmente se benefician del mágico poder de los abrazos. Lo que me lleva al beneficio número diez …

10. Abrazar cultiva la paciencia.

Las conexiones se fomentan cuando la gente se toma el tiempo para apreciarse y reconocerse unos a otros . Un abrazo es una de las maneras más fáciles de demostrar el aprecio y el reconocimiento hacia otra persona.

El mundo es un lugar muy concurrido ajetreado y estamos constantemente corriendo a la siguiente tarea. Si bajamos la velocidad y nos tomamos un momento para ofrecer abrazos sinceros lo largo del día, nos estamos beneficiando a nosotros mismos, a los demás y cultivando la paciencia en nosotros mismos.

Si aún no conoces tu propia cuota diaria personal de abrazos, comienza a colectar abrazos hoy. No hay mejor momento que ahora, y esta resolución te dejará más feliz y saludable. Después de todo, como dice el terapeuta familiar Virginia Satir,
Necesitamos 4 abrazos al día para sobrevivir.
8 abrazos al día para mantenernos.
12 abrazos al día para crecer.

No olvides dejarnos tus comentarios, y compartir con quien creas que le puede ser útil este artículo.

Recibe un abrazo apretado y largo, donde quiera que estés

 

Un Enfoque Holítisco para una Vida Sana

Gustavo
18/07/2016

Toda enfermedad o trastorno es un mensaje de que hay algún desequilibrio en nuestra vida que necesitamos atender, y la vida comprende aspectos físicos, mentales, emocionales, energéticos y espirituales que están conectados entre sí.

La sanación holística significa tomar un enfoque integral en la búsqueda de tratamiento para los desbalances y la elección de vivir un estilo de vida más equilibrado. Muchos trastornos, como el sobrepeso, la ansiedad, las adicciones, y muchas enfermedades, tienen componentes físicos, emocionales, nutricionales y mentales; para lograr la salud y tener buenos resultados a largo plazo, es necesario atender cada uno de esos aspectos, y es ahí donde fallan muchos tratamientos o dietas, porque únicamente se enfocan en atender alguno de los síntomas sin llegar a las causas que originan el trastorno.

La sanación holística no busca servir como un curita o solo deshacerse de los síntomas. Es un viaje continuo de descubrimiento en busca de más respuestas y, en definitiva; vivir mejor, ser más saludables, y buscar la plenitud.

La sanación holística va más allá de la conexión mente-cuerpo:

La sanación holística es realmente un enfoque de estilo de vida. El enfoque holístico va mucho más allá de la conexión mente-cuerpo de buscar y mantener el bienestar. Valora mucho el bienestar general “la plenitud” del ser. Todas las partes de la vida de una persona: Se toma en cuenta el estar bien físicamente, tener salud y bienestar mental y emocional,  y los valores y creencias espirituales. Tener un enfoque holístico involucra conocer las herramientas que nos ayudarán a desarrollar nuestro potencial y encontrar el poder personal.

Por lo tanto el enfoque holístico o integral abarca también aspectos como la relación con el entorno, y primordialmente con nosotros mismos, para alcanzar ese equilibrio y paz personal, que se manifestará en bienestar físico, mental y emocional.

Papel del sanador holístico:

El sanador holístico reconoce que nuestras molestias o dolores no son más que síntomas de un desequilibrio. El desequilibrio podría ser un problema físico, el resultado de abusar del cuerpo a través de una dieta poco saludable, la falta de ejercicio, o la falta de descanso, o de miedos, fobias o traumas conscientes o inconscientes, o bien, puede ser el resultado de necesidades mentales, emocionales o espirituales no satisfechas, o muy probablemente, una combinación de factores. En el enfoque holístico se busca atender a todos los aspectos que conforman el ser (físico, mental, emocional, espiritual).

El sanador holístico observa a la persona como un todo, con el fin de hacer su evaluación completa y utiliza toda la información obtenida en la consulta inicial para sugerir un tratamiento específico a su consultante, que puede involucrar varias técnicas terapéuticas. La elección de un terapeuta holístico no es diferente de la elección de un profesional de la medicina, involucra las técnicas terapéuticas de tu preferencia, el conocimiento del terapeuta, y desde luego, la confianza y conexión que éste logre despertar en ti.

Las técnicas terapeuticas que yo manejo son hipnosis, programación neurolingüística, biomagnetismo, terapia de línea de tiempo, ho’oponopono, entre otras. Y algunos de los casos que atiendo tienen que ver con problemas de sobrepeso, baja auto estima, manejo del estrés, ansiedad, fobias, miedos, adicciones y relaciones interpersonales. Contáctame si requieres información adicional.

 

¡¡Bienvenidos!!

Gustavo
12/04/2016

YO¿Sabes? Pasé muchos años de mi vida escondido tras muchos miedos, al rechazo, a ser dañado, al abandono,.. y estos miedos no solamente limitaron mi desarrollo, me aislaban y “me hacían víctima” de factores externos a mi, la felicidad y mi destino dependían de otos y de las circunstancias. Esto, además de ocasionar que viviera una vida solitaria e infeliz, se somatizaba en mi cuerpo en diferentes enfermedades: mala digestión, debilidad, dolor de espalda, enfermedades respiratorias, desánimo.

Mi humor y mi energía alterados constantemente: irritación, frustración, baja autoestima.

Hoy he pasado la barrera de los 50 y me encuentro más vital, entusiasta y ligero que nunca. Gozo de buena salud. Emocional y mentalmente estoy mejor que nunca, y juego a crear y a aprender de la vida cada día. Esto sí es vida.

Como tú busqué y como tú encontré.
Recurrí a personas que me ayudaron. Busqué buenos maestros y maestras y me formé en disciplinas y técnicas de sanación con otras formas más completas de abordar la enfermedad.

Desde entonces he acompañando a muchas personas a recuperar su salud y su potencial. Es muy satisfactorio acompañar y compartir su recorrido, sus cambios y logros.